Seleccionar página

En este artículo quiero compartir contigo mi opinión sobre la escuela nómada digital.

Debido a la situación actual en la que nos encontramos creo que hay muchas personas pensando en llevar su negocio al mundo online, o reinventándose.

Por eso, he decidido compartir mi experiencia en la escuela en la que me formé cuando decidí crear mi negocio online, porque creo que puede ayudarte.

En estos tres últimos meses, hemos vivido una situación que nunca hubiésemos imaginado. Hemos sufrido más cambios que en los últimos 3 años.Por mi trabajo, he podido acompañar de cerca a familias en situaciones muy distintas.

He visto a personas que se han quedado en casa por los ERTE o han perdido sus trabajos, otras que han estado tele trabajando. Empresas que se han tenido que reinventar y empezar a ofrecer nuevos productos o servicios o que han tenido que empezar a hacerlo online. Otras, que todavía no estaban preparadas y lo hacían como podían de forma telefónica.

Sin duda, es tiempo de reinventarse, de buscar nuevas oportunidades.

Y por ello, en este artículo quiero darte mi opinión sobre cómo y con quien lo hice yo, en la escuela nómada digital de Antonio G.

Mi experiencia personal y mi opinión sobre la escuela nómada digital

Antes que nada quería comentarte qué es ser Nómada Digital para mi.

Para mi se trata de poder vivir haciendo aquello que te gusta. Es poder tener la libertad de elegir lo que haces en tu trabajo sin tener que rendir cuentas a nadie más que a ti.

Se trata de trabajar de forma online para poder trabajar desde cualquier lugar, eligiendo tu horario. Eso no significa precisamente que tengas que trabajar viajando por el mundo. Se trata de que aunque trabajes en tu casa, tengas la posibilidad de no trabajar un martes y hacerlo un domingo si lo necesitas. De que puedas elegir cómo organizar tu tiempo, sin tener que pedir permiso a nadie. Es tener un trabajo que te permita ser libre para poder disfrutar de tu vida como quieres.

En abril del 2018 contacté con Antonio G y me decidí a formar parte de la Escuela Nómada Digital.

Por entonces, no tenía ni idea de crear una web, ni de marketing digital, ni de nada de nada sobre cómo crear un negocio físico ni mucho menos online.

La vida me llevó a encontrar a Antonio G en su blog Inteligencia viajera e inmediatamente conecté con su historia, y con lo que él compartía.

Yo estaba muy desmotivada en mi trabajo, no me gustaba, estaba buscando opciones y no sabía por dónde empezar.

Al leerle decidí que yo también quería convertirme en una nómada digital.

El origen

Con 18 años recuerdo cuando tuve que elegir qué carrera estudiar, no tenía ni idea. Sabía que era buena en los estudios, pero no sabía qué me gustaba ni qué debía hacer.

Como siempre había escuchado, elegí una carrera “con salida”, y ahí me planté unos meses después en mi primera clase de ingeniería técnica informática.

En tan solo unas semanas, supe que no me gustaba nada la carrera, pero no quise darles un disgusto a mis padres. Decidí meterme en una cueva durante 4 años a estudiar. Pensé que cuando trabajase, vería cómo replantear mi carrera.

Antes de terminar mis estudios, encontré trabajo, y tuve una carrera de éxito en el sector bancario.

Trabajé en distintos lugares de España, estuve 3 años en Alemania y puedo decir que hubo puestos de trabajo en los que disfruté mucho, eso sí, cuando había ido ascendiendo y ya no programaba.

Durante todo el tiempo que trabajé, tuve una obsesión, encontrar una estabilidad.

Quería encontrar un puesto de trabajo fijo y estable para poder vivir tranquila y bien.

En 2017 ya siendo madre de dos niños (de 1 y 3 años entonces) conseguí entrar en la empresa que siempre había soñado.

En tan solo unos meses me di cuenta de que ahí no iba a ser feliz, nunca conseguiría estar motivada ni sentirme realizada.

Toda la vida buscando una estabilidad y cuando era mía, me di cuenta de que no era para mí.

Te podrás imaginar el chasco y la preocupación en ese momento.

¿Qué hago ahora con mi vida si ya tengo todo por lo que siempre he luchado? Tenía una casa que pagar, dos niños pequeños y la carrera de toda una vida…

Lo que me llevó a trabajar con Antonio G y a convertirme en nómada digital

Desde hacía unos años, cada vez me cuestionaba más la vida que llevaba. Trabajaba muy duro y tenía un buen sueldo, pero… ¿Realmente era eso lo que quería en la vida?

Observaba a las personas cómo vivimos para llegar a final de mes. Toda la vida trabajando para sobrevivir y la vida se pasa sin darte cuenta.

La enfermedad de mi padre, la de mi madre, los viajes a otras culturas, la maternidad… Todo esto me hizo darme cuenta de que vivimos en piloto automático, siendo espectadores de nuestras vidas, y yo quería ser la protagonista.

Quería elegir cómo pasar mi tiempo, parar de correr. No tener que sentirme mal en el trabajo cuando salía a llevar a mi hijo al médico ni tener que hacer malabarismos para poder conciliar.

Siempre admiré a las personas que tienen una idea genial, la implementan y triunfan en su proyecto.

Muchas veces pensaba qué podía hacer yo. Una vez llegué a la conclusión de que lo que tenía que vender eran mis conocimientos, pero tampoco llegaba a ver en qué era realmente experta. Lo que tenía muy claro es que no quería nada relacionado con la informática.

Un día en el que en mi trabajo no pasaban las horas entre a Internet y le pregunté a Google. No recuerdo qué busque, pero era relacionado con nuevas opciones de trabajo. Justo ahí di con la web de Inteligencia Viajera y conocí la historia de Antonio G.

Nada más leerlo de arriba abajo supe que iba a trabajar con él. Y así lo comuniqué en casa cuando llegué del trabajo.

¿Estas segura Ana? Es una gran inversión, no tenemos ese dinero, ¿Y si no va bien?

La decisión ya estaba tomada.

Mi comienzo en la escuela

Me lancé a crear mi propio proyecto online cagada de miedo.

Con más de 30 años, dos hijos, una hipoteca por pagar, dejé un trabajo donde cobraba muy bien, tenía un horario de lujo y una estabilidad.

Sin tener ni idea de crear un negocio, sin saber ni siquiera por donde empezar. Me tiré a la piscina escuchando a mi corazón.

Aunque tenía varias ideas, no sabía exactamente en que enfocarme. Tan solo sabía que iba a crear un negocio online a partir de todo lo que había aprendido en mi vida.

Al hablar con Antonio, le comenté que en la infancia sufrí bullying, y que una de las cosas que podía aportar a otras personas era mi experiencia y cómo había eliminado mis limitaciones del pasado, a través del crecimiento personal.

El me animó a empezar por ahí, y yo sentía resistencia. Desnudar mi alma al completo para contar mi experiencia, no iba a ser fácil. Pero también lo vi como un reto que, a su vez, iba a ayudarme a evolucionar cómo persona.

Decidí que mi primer proyecto sería Feliz sin Bullying, ya estaba claro.

Los cursos de la Escuela Nómada Digital

Nada más entrar a la END tienes acceso a una serie de cursos.

La formación es exactamente lo que necesitas para poder empezar desde cero.

Desde validar tu idea inicial, preparar a quien te vas a dirigir hasta tener lista tu web y lanzar tu primer producto.

Esto, sin tener experiencia previa. Yo no conocía nada de este mundo.

Lo mejor es que la información está ordenada para que vayas aplicando lo que aprendes.

Si te quedas atascada en algo, tienes un foro donde puedes preguntar a los profesores de cada curso.

Y, además, tienes un tutor que te acompaña de cerca para apoyarte durante todo el proceso.

En mi opinión, teniendo en cuenta que después he probado otros cursos y formaciones online de otras temáticas, los cursos de la Escuela Nómada Digital son muy completos. Tienen toda la información que necesitas para que no te quedes a medias y todo está muy bien explicado.

Cómo es trabajar con Antonio G

Desde que hablé por primera vez con Antonio me pareció una persona sincera, honesta, humilde y muy inteligente. Un crack, vamos.

Lo conocí personalmente en una mastermind presencial que realizamos en Madrid y después, puede coincidir con él en Londres, en el evento de Tony Robins. Allí coincidí también con más emprendedores de éxito que son referentes para mi, fueron unos días espectaculares, no solo por el evento, sino por todo lo que aprendí de las personas con las que asistí.

Unas semanas más tarde pude asistir al evento de la Escuela Nómada Digital que organizó en Madrid. Allí pude conocer en persona a muchos compañeros de la comunidad, y además, Antonio me dio la oportunidad de salir al escenario y poder compartir mi proyecto y mi historia con todos los que estaban allí.

Escuela nómada digital END

Antonio ha creado una escuela completamente innovadora, con toda una estructura pensada paso a paso y con una formación de muy alta calidad.

El te cuenta cómo crear un negocio no para que te pases la vida trabajando para vivir, el quiere que montes un negocio para que puedas vivir libre, ser dueña de tu tiempo.

Esta claro que al principio eso no es posible porque es mucho trabajo, pero él y muchas otras personas a las que he conocido en este tiempo ya lo han conseguido. Y precisamente esto, que uno de los valores más importantes para él sea la libertad, es lo que me hizo elegirlo a él.

Vivir de tus negocio, haciendo algo que te guste, honrando tus valores, y con el estilo de vida que eliges. Algunos piensan que no es posible, yo he comprobado que sí, y ahora estoy empezando el camino hacia esa meta con este nuevo proyecto.

Antonio G. es uno de los referentes del mundo digital, y de hecho su escuela es la primera escuela de habla hispana de nómadas digitales. Él ha logrado vivir viajando, ha estado 3 años dando la vuelta al mundo mientras hacía crecer su negocio.

Por si no conoces a Antonio, te dejo aquí unos vídeos para que puedas verlo en la charla TEDx que impartió sobre cómo vivir viajando donde te explica todo lo que ha logrado.

1.- Charla TEDx.

2.- Entrevista sobre el origen del nomadismo digital

¿Que piensas tú? ¿Te gustaría poder tener la libertad de vivir de lo que te gusta sin ser un esclavo de tu trabajo?

Mis logros en la escuela

Logros en mi primer proyecto

Con Feliz sin bullying, conseguí crear la web, crear mi primer infoproducto y probar distintos tipos de lanzamientos.

Yo misma gestionaba todo lo que necesitaba desde la web, hasta el e-mail marketing y la publicidad en facebook.

Hubo lanzamientos que no funcionaron y otros que funcionaron muy bien. Así aprendí que era lo que necesitaba mi cliente ideal y empecé a replicarlo.

Ayudé a un gran número de personas a cambiar sus vidas con mi primer infoproducto. Hoy en día muchas de ellas siguen trabajando conmigo en un grupo de crecimiento personal que creé para fidelizar y ayudarles a seguir evolucionando.

Y no puedo estar más contenta de los resultados que han obtenido.

Mi nuevo proyecto

Mientras creaba Feliz sin bullying me formé como coach y me especialicé en coaching infanto-juvenil y familiar e inteligencia emocional.

Debido a ello, he estado trabajando con muchas familias, niños y adolescentes en talleres presenciales y he descubierto que, desde ahí, puedo trabajar el bullying, pero también muchos aspectos más.

Ahora mi alma me pedía ese giro para poder abarcar todo lo que he aprendido y ayudar a muchas más personas.

Así que justo cuando empezó la crisis de la pandemia decidí emprender este nuevo proyecto esta vez potenciando mi marca personal.

Esta vez todo está siendo mucho más rápido porque ya tengo experiencia.

Mi web está a punto de salir del horno y he creado un programa que muy pronto estará en marcha.

Estoy empezando a crear una comunidad y sé que muy pronto todo estará en marcha y yo pudiendo ayudar a personas que estén en cualquier lugar del mundo.

Me emociona saber que con todo lo que he aprendido puedo ayudar a otras personas a disfrutar más de sus vidas y a que acompañen de la mejor forma a sus hijos.

Sueño con una epidemia, de niños amados, sin etiquetas, libres, seguros de ellos mismos, que conocen sus talentos y se convierten en expertos de aquello que es su pasión. Y mi misión es lograr esto, a través de madres empoderadas que tengan todas las herramientas que necesitan para acompañarles cómo necesitan.

Suena bien ¿verdad?

Mi vida personal al convertirme en nómada digital

Personalmente, para mí, lo mejor de trabajar desde casa me ha dado una gran flexibilidad.

No voy a mentirte y al principio hay que invertir mucho tiempo y no he tenido todo el tiempo que me gustaría para mis hijos o para mí.

Pero sí he tenido flexibilidad.

Hay algo muy sencillo que he conseguido, y que para mí no cambiaría por nada del mundo. Ahora puedo despertarles tranquilamente, desayunar con ellos y llevarlos al colegio.

Normalmente ellos van en bici y yo medio corriendo detrás. Desde que se levantan hasta que les dejo, es uno de los mejores momentos del día, y antes me lo estaba perdiendo…

Si uno de mis hijos se ha puesto enfermo me he podido quedar con él, cuidarlo y llevarlo al médico. Quizá después haya tenido que trabajar el sábado o el domingo, pero puedo parar cuando necesito.

He podido ir al colegio los días en que había actividades donde pueden ir los padres y ver sus caras de alegría al ver que estaba ahí.

A pesar de estar formándome a tope, de estar empezando en un negocio he podido conciliar.

Y sé que me queda aún mucho trabajo, pero también hay algo en mí que sabe, que, con mucho amor y cariño, y con persistencia lo conseguiré.

Conseguiré consolidar mi nuevo proyecto, encontrando el equilibrio que busco entre mi vida personal y mi trabajo.

Mis sueños

Sueño con poder organizarme para además de tener una conciliación real, poder viajar lejos durante largas temporadas, porque tengo proyectos pendientes. Son sueños de mi juventud, que siempre vi muy lejos, y que ahora quiero llevar a cabo, lo haré junto a mi familia.

Sigo trabajando en mí, he incorporado nuevos hábitos a mi vida y siento que me cuido. He salido del piloto automático y estoy en el camino de vivir como dice la canción “a mi manera”.

Empezar mi proyecto ha estado acompañado de un gran trabajo de crecimiento personal que todavía continua. Esto no solo me ha transformado a mí, sino que ahora, comparto todo lo aprendido con mis hijos, y con las personas con las que trabajo.

No soy perfecta y me equivoco muchas veces. Reconozco mis errores y aprendo de ellos. Pero siento que tengo las herramientas para poder sostenerme a mí ante cualquier cosa que me traiga la vida. Sé cómo acompañar a mis hijos y eso me da una gran paz y además sé cómo ayudar a las personas con las que trabajo.

Con 33 años dejé mi trabajo de toda la vida para salir del piloto automático y conseguir la vida con la que sueño.

No fue fácil la decisión ni está siendo un camino fácil, hay que trabajar duro, y poner todo de tu parte, sin rendirte cuando las cosas no salen bien.

Madre emprendedora

Mis hijos ven a una madre trabajando por lograr sus sueños. Cuando sean más mayores espero que vean que aunque lo hice tarde, logré descubrir mis talentos y dejé aflorar toda mi creatividad que había quedado oculta tras muchos miedos.

En el futuro sabrán que he trabajado duro para cambiar lo que creía sobre todo lo que pensaba que no podía hacer, para cambiar mis creencias limitantes. Verán por ejemplo cómo logré a grabar vídeos en redes y a hacer conferencias cuando nunca había sido capaz de hablar ni delante de dos personas.

Aprenderán a escuchar su corazón y espero poder acompañarles a vivir libres, de sus talentos y a su manera.

Saben que trabajo más de lo que me gustaría de momento, pero intento pasar mucho tiempo con ellos, estando presente y disfrutando de ellos.

Comparto mis dificultades con ellos y también celebramos juntos los éxitos y eso nos une de una forma brutal.

Es espectacular cuando mi hijo de 5 años me dice “mama, ¿cuantas clientas se han apuntado al curso? ¡Buah, 12! Eres una crack”.

Cuando empecé mi primer proyecto me puse un tiempo límite para consolidar mi negocio, verano del 2021.Tenemos una hucha donde vamos poniendo monedas, porque nuestra meta es el próximo verano hacer un gran viaje en familia.

Que lo hagamos significará que lo he conseguido, y si te apetece, lo compartiré contigo.

Conclusiones sobre mi opinión sobre la escuela nómada digital

En este tiempo de crisis han sido muchas las personas que me han preguntado por mi emprendimiento.

¿Dónde has aprendido? ¿Quién te está haciendo la nueva web? ¿Dónde has aprendido e-mail marketing o Facebook adds?

Todo lo hago yo, con lo que aprendí en la Escuela Nómada Digital trabajando con Antonio G y con su equipo.

De hecho, para crear mi nueva web, y todo lo que estoy haciendo, sigo basándome lo aprendido y tengo que decir que esta vez voy mucho más rápida.

En la escuela lo que vas a encontrar es todos los pasos que necesitas dar para enfocar tu negocio, montar tu web, definir tus servicios o crear tus cursos y lanzarlos al mercado.

Te va a tocar currártelo mucho, pero si aprovechas el tiempo, vas a poder hacer todo esto sintiéndote acompañada por tu tutor y los profesores en todo momento. También por el resto de compañeros, porque la comunidad que se ha creado es genial.

Los cursos, como ya he dicho antes son muy completos, y están explicados de forma práctica, dinámica y sencilla.

Además de los cursos, tendrás acceso continuamente a sesiones y masterclases con expertos referentes en distintos sectores.

Otra de las ventajas es encontrar todo ordenado, paso a paso, con una misma metodología. Esto te evita estar buscando un curso para hacer la web en un sitio, otro de e-mail marketing en otro, y por otro lado uno de publicidad. Tenerlo todo en la escuela es mucho más cómodo.

Desde mi experiencia no puedo hacer otra cosa más que recomendarte la escuela.

No puedo asegurarte el éxito, porque eso depende de ti.

Lo que sí que te animo es a que te apuntes al próximo training gratuito que Antonio G ofrece en breve y empieces a aprender con ellos. Además, podrás conocer mucho mejor el proyecto y la escuela por dentro.

Te dejo aquí el enlace para que puedas inscribirte ahora mismo.

Es momento de cambio, las crisis siempre nos ofrecen nuevas oportunidades, y si estás leyendo este post, es muy posible que esto sea una señal, de que aquí está la tuya.

Espero que te haya servido mi opinión. Si tienes alguna duda, puedes preguntarme en los comentarios, estaré encantada de contestarte.

Aquí tienes de nuevo el enlace para que te inscribas ya en el training gratuito que empieza el próximo 15 de junio.